Carta abierta del candidato a la presidencia de la FIDE Arkady Dvórkovich
¡Estimados amigos!

Hace tres días recibí una carta de la Comisión de Ética de la FIDE con información sobre una queja que fue presentada por el Vicepresidente de la FIDE y mi rival en las elecciones, el Sr. Makropoulos. No entraré en detalles, pero la esencia de la queja es muy simple: según la opinión del Sr. Makropoulos, yo utilizo métodos de agitación no autorizados, violo el código ético y, por lo tanto, debería prohibirse mi actividad relacionada con el ajedrez en los próximos ocho (!) años.

No quiero centrar la atención aquí en la especifidad de la acusación y no tengo la intención de publicar argumentos de defensa. Ése es un asunto de los abogados. Puedo solo repetir lo que, ya he dicho muchas veces: nunca he utilizado las relaciones diplomáticas para ejercer presión sobre los representantes de las federaciones de ajedrez.

Rechazo todas las acusaciones y expreso mi confianza en que, la Comisión de Ética de la FIDE tome una decisión justa. Espero una decisión justa - una decisión que no obstaculice mi participación ni la de los miembros de mi equipo en las próximas elecciones de la FIDE. Este derecho nos lo han concedido las federaciones, que han nominado a nuestro equipo, y la Comisión Electoral, que ha confirmado nuestras facultades. Por supuesto, la mejor manera de demostrar nuestra razón en las próximas elecciones no radica en los deshonestos juegos burocráticos, sino en obtener el apoyo para mis puntos de vista de parte de las federaciones nacionales de todo el mundo.

No obstante, mi oponente parece que no confía en la democracia. Luego de ocupar durante 32 años puestos directivos en la FIDE, él simplemente se ha olvidado de lo que es eso. El Sr. Makropoulos comprende perfectamente bien que en una competencia justa él no cuenta con posibilidades algunas. Durante la campaña electoral, me he reunido con delegados y representantes de casi 100 federaciones, y he aprendido mucho sobre los problemas del mundo del ajedrez. Puedo decir con seguridad que, la gran mayoría de las federaciones comparten nuestras opiniones sobre el futuro del ajedrez. Es precisamente la concientización de una inevitable derrota, y no la preocupación por la "pureza de las elecciones" lo que explica la queja del Sr. Makropoulos ante la Comisión de Ética. Él presume todo el tiempo de que cuenta con algunas cifras fantásticas de apoyo, pero la realidad es bastante diferente, – y está intentando impedir que yo participe en las elecciones y, también de "prohibir" a varias federaciones que ha apoyado mi candidatura.

La queja en mi contra – es una obvia evidencia de debilidad. La queja dirigida a la Comisión de Ética es la última oportunidad del Sr. Makropoulos de lograr un resultado exitoso a su favor en las elecciones. Él no procura superar a su rival. Él intenta deshacerse de él. Éste es su método de frenar el proceso de renovación, que tanto necesita el ajedrez. Este es su mejor intento por obtener otros cuatro años en la dirección de la FIDE. ¿Es que acaso ya todos no estamos cansados de eso?

Junto con mi equipo, yo prometo un futuro mejor para la FIDE en general y para cada federación en particular. Estoy listo para poner toda mi experiencia, conocimiento y profesionalismo al servicio de la comunidad mundial de ajedrez.

Luego de 32 años de permanencia en cargos directivos en la FIDE, donde el Sr. Makropoulos, ha sido el responsable de casi todas las decisiones importantes tomadas por la organización en los últimos 20 años, el mundo del ajedrez se encuentra en un estado deplorable. ¡Los fondos destinados para los premios de los partidos del campeonato mundial son los más bajos que se han registrado desde el año 1969! La FIDE continúa existiendo por el dinero recaudado de las federaciones nacionales y de los ajedrecistas, mientras que más de la mitad del presupuesto de la FIDE se gasta en oficinas de la FIDE y en gastos no controlados. La imagen de la FIDE deja mucho que desear, el trabajo de la federación es en extremo no transparente y, es asombrosa la falta de socios comerciales.

Queremos revertir esta tendencia y, para solucionar esta cuestión, he prometido en repetidas ocasiones atraer patrocinadores corporativos tanto para la FIDE como para las federaciones nacionales. Y no sólo lo he prometido - sino que ya he recibido de algunos de ellos el compromiso por escrito, que presentaré en Batumi. Eso indica que, nunca he promovido condición alguna ni le he exigido a nadie que me apoye a cambio de algún servicio. Ninguno de los delegados o de los presidentes de las federaciones nacionales, con los que nos hemos reunido, me puede culpar de intentar sobornar o de ejercer cualquier otra forma de presión. Simplemente porque eso nunca ha sucedido.

Junto con nuestro equipo, confiamos que la Comisión de Ética tomará una decisión justa. A fin de cuentas, las estructuras de la FIDE están llamadas a servir a la causa común y, no a ocasionarle daños. A diferencia de nuestros rivales, respetamos la libre voluntad y no dudamos del sentido común de los delegados a la hora de tomar decisiones sobre el futuro del ajedrez.

Cordialmente, Arkady Dvórkovich,
Candidato a la presidencia de la FIDE.
Todas las noticias
Cookie Disclaimer

Fide2018.com uses cookies and similar technologies on its websites. By continuing your browsing after being presented with the cookie information you consent to such use.
Ok, don't show again
Close
ARKADY DVORKOVICH
Candidato a presidente de la FIDE
©2018 FIDE2018.COM. ALL RIGHTS RESERVED.
All trademarks referenced herein are the properties of their respective owners.